¿Qué está pasando?

Es mi deber informarles que estamos viviendo en una realidad distópica donde todavía es el año 2005 (¡tukutín!) y el gobierno se comunica con nosotros como si fuera un adolescente de 14 años que se toma fotos para su perfil de messenger con una cámara web.

Cuando leí el blog de Fernando Zavala, supe que el tío era huachafo porque maneja el mismo discurso que la Suavecita en el 99 (“vale la pena soñar”), pero no anticipé su firma al final de la sexta Resolución Ministerial emitida por el gobierno este año y que lleva este larguísimo título:

 

Establecen como política de comunicaciones del Poder Ejecutivo, la obligación de todas sus instancias, de utilizar el logo y la frase: “TRABAJANDO PARA TOD@S L@S PERUAN@S”.

Eso quiere decir es que ahora TODXS los ministerios y TODXS sus oficinas, asi como TODXS sus trabajadores, deberán escribir como si tener una cuenta en Hi5 y tomar Gatorade de limón sin hacer ejercicio estuvieran de moda de nuevo.

Lo gracioso es que citan una norma que se llama Ley del Marco de Modernización de la Gestión del Estado, pero seguro todavía usan la palabra ‘cibernauta’.

Es como si todavía leyeran PC World y fuera comienzos de siglo.

Encima, tienen la cara de decir que “el proceso de modernización del Estado tiene por finalidad fundamental la obtención de mayores niveles de eficiencia del aparato estatal, de manera que se logre una mejor atención a la ciudadanía, priorizando y optimizando el uso de los recursos públicos“, lo cual —oh, por dios, cómo no nos dimos cuenta— se logra usando este símbolo:

@

Les recuerdo que nos pusieron el logo de Marca Perú en las monedas hace un tiempo atrás y no dijimos nada.

Y no, no lo rechazo porque le tengo “terror al movimiento de la sociedad, al cambio, su deseo por aferrarse a las normas y los límites que les permiten sentirse más seguros”. Esas son huevadas. La arroba no es inclusiva, es huachafa.

Vamos, hasta ‘peruanxs’ es mejor.

Y los responsables directos de esto han sido los de la Oficina General de Comunicación Social de la Presidencia del Consejo de Ministros, dirigida por Abel Aguilar, el creador del PPKUY y también autor del matrimonio heteronormativo del mismo.

todoencaja.jpg

 

Sí, es verdad que Abel Aguilar es el publicista que logró que todos sepamos quién es PPK, quien entonces sólo era un adulto de la tercera edad con apellido complicado y cara de turista. El punto es que tiene historial suficiente como para saber que suele irse en floro (y también dobleteó en la última campaña trabajando con la fujimorista Úrsula Letona).

La buena noticia es que primero se tienen que acabar los papeles que llevan este símbolo:

De la era Humala.

Pero aún hay tiempo para evitar este desastre. Tomemos las calles.

You might also like More from author

Comments are closed.