Juan R. Velásquez, un alcalde olvidado por la municipalidad de su distrito

El 29 de mayo de 1936, mientras en el sillón presidencial del Perú reposaban las posaderas de Óscar R. Benavides, se creó Lince.

Bien bonito es. (Wikimapia)
Bien bonito es. (Wikimapia)

Esto gracias al esfuerzo de un pequeño grupo de limeños que juntaron sus urbanizaciones, dándole vida a uno de los distritos más injustificados y pequeños de la ciudad. Citando a Franco Giuffra:

(…) no se puede gobernar con éxito una ciudad como Lima con 49 subgobiernos relativamente autónomos. Tenemos 43 distritos en Lima y otros 6 en el Callao, una locura. Hay distritos pequeñísimos, como Lince, Magdalena del Mar, Carmen de la Legua, que podrían integrarse con distritos más grandes. Callao debe juntarse con Lima, es una misma ciudad. Otra opción es tener un único alcalde de toda Lima y regidores metropolitanos, elegidos uno por cada distrito.

En fin.

En ese entonces era presidente de la Asamblea Constituyente Clemente Revilla, quien se afanó escribiendo el texto legal que le dio vida a estas calles donde alguna vez ensayaron Los Saicos. 

Quien vino a ser el primer alcalde del distrito fue Juan R. Velásquez Gamarra, nombrado como tal un 27 de setiembre de 1945 (lo que significa que los primeros linceños vivieron sin autoridad alguna durante 9 años). Encima su periodo empezó unas semanas después (el 10 de octubre de 1945) y acabó antes de cumplir los 3 años (el 14 de marzo de 1948).

Dentro sus principales obras estuvieron la consolidación de los límites del distrito (que, como todo lugar de Lima, hasta ahora es cuestionable) y la inauguración de la Plaza del Bombero conjuntamente con el Monumento de la misma (actualmente demolido por el alcalde Martín Príncipe y reemplazado con esto).

Para quien sea que hizo una de las tantas cuentas de Twitter de la Municipalidad de Lince, el primer alcalde fue un tal Juan R. Velasco, de quien no existe registro alguno.

Lamentablemente más información sobre Velásquez no hay en la web.

Decidí recurrir a los libros (cosas viejísimas donde antes se escribía) para ver qué más hay, pero hasta el momento nada. Un vecino linceño me dijo que el distrito no tiene conciencia histórica. No sé si la cosa es tan grave, pero sería bueno saber más de este señor (pese a que era aprista), porque ni si quiera tiene una calle en Lince.

Esta entrada acompaña a esta otra.

You might also like More from author

Comments are closed.