¿Debería publicar esto en Facebook?, una guía

Contrariamente a lo que te hicieron entender tus educadores a lo largo de todos estos años de vida, antes de hacer es importante pensar. En aras de una mejora en nuestra conducta, aquí tres sencillas preguntas que necesitas hacerte a ti mismo antes de publicar algo como esto en tus redes sociales:

teacuerdas

¿Estás muerto?
La tradición dicta que cuando una persona se enfría hay que llenarnos la boca de elogios y anécdotas pequeñas y significantes. Es la única razón detrás del velorio (que se reduce a tener un cuerpo descompuesto en un cuarto lleno de gente). No hay razón lógica para ponernos nostálgicos con tu existencia si sigues vivo. De hecho, sería útil que Facebook publique automáticamente mensajes como este cuando alguien muere. Pero no es tu caso.

¿No tienes familia?
Los encargados de llenarte de bonitos recuerdos (traducidos en fotos, videos, anécdotas o cicatrices donde te cayó el golpe) son tus padres, abuelos o la persona que te haya criado en la ausencia de estos. Si eres huérfano y estás necesitando una palabra de aliento para enfrentar la vida, tu perfil en Facebook es el último lugar donde vas a encontrar eso.

¿Tanto necesitas la atención?
¿Cada mañana te cuesta más levantarte de la cama? ¿Tienes ideas recurrentes sobre la muerte? ¿Te sientes agotado y sin ánimo? Entonces necesitas tratamiento, no estar publicar cadenas en las redes sociales (donde experimentas la sensación de no estar solo hasta que luego razonas y te das cuentas que todas tus interacciones son virtuales).

Con el ruego de su difusión.