Cómo ser un imbécil absoluto

Para ser un completo imbécil hay que tener técnica y años de práctica. Si no quieres dedicarle tanto tiempo y energía a esto, puedes seguir estos pasos simples que te llevarán a tu objetivo final: La estupidez total.

Paso 1: Intenta venderle algo a una chica. Digamos un instrumento musical que necesita, pero con sobreprecio, a pesar de que ella no estaba buscándolo. El contacto será a través de alguien conocido, como sus roomies. Agrégala apenas la conoces, en persona, para que no pueda rechazar tu invitación. 

Paso 2: Pídele su número y llámala con la excusa de la venta, pero invítala a salir.

Paso 3: Después de que no te compra tu objeto porque lo vendías caro, y te rechazó varias veces, insiste en decirle que vaya a tu casa.

Paso 4: Pese a no tener ninguna señal de que le interesas, porque no le interesas, sigue llamándola por teléfono en horario laboral para preguntarle “cuándo va a tu casa”.

Paso 5: Luego de que bloqueó tu número, escríbele de vez en cuando por Facebook para ver si pueden “salir por unas chelitas” o “ir a tu casa a fumar”. Nunca ha ido, no ha mostrado interés, te dice que no fuma, siempre te ha dicho que no, pero debes insistir. Te desactivará el chat.

Paso 6: Pasa algunos meses de tu vida resentido porque no te quiere responder.

Paso 7: Cuando comente algo, escríbele por chat cosas como que “te da risa”, “te da pena”, “es una feminazi”, “sus amigos hablan mal de ella, pero no le dirás quiénes”, “es muy gorda” o “es muy puta” (Claro, eso no te importaba cuando le decías que vaya a tu casa, ahí ser puta es bueno, pero si no tira contigo, es malo). Aplica el viejo confiable mecanismo de ablandamiento: Intenta lastimarla atacando su físico, personalidad, entorno y autoestima. Trata de reducirla a nada para crecer tú y superar tanto tiempo de rechazo intentando humillarla.

En este momento hay dos panoramas posibles:

Panorama 1: Que todo funcione bien, que su autoestima quede por los suelos, se sienta mal, te pida disculpas, te pregunte quiénes hablan mal de ella, intente demostrar que no es mala saliendo contigo, poniéndote las chelas y tirando contigo. Obvio, tú tirarás con ella porque en ese momento ya no te da risa, ni pena, ni es una feminazi, no te importará que sea ni muy gorda y que sea muy puta te conviene.

Panorama 2: Te ignora, te bloquea, le manda a sus amigos, los que “hablan mal de ella”, algunos pantallazos tuyos, se burla de ti con ellos, y usa tu tremenda cojudez para escribir algo útil, o como una experiencia hermosa para saber que a la próxima, cuando aparezcan seres como tú, lo mejor es bloquearlos desde el comienzo y no creerle a quienes dicen que “él es buena gente”.

En cualquiera de los dos casos, habrás logrado tu objetivo de ser un imbécil, pero solo con el panorama 2 además de imbécil también eres un perdedor. ¡Te deseamos la mejor de las suertes!

You might also like More from author

Comments are closed.