Cruzar la frontera y llegar al Perú

Un martes 14 de mayo de 2013 me fui de la casa de mis padres sin un objetivo demasiado claro. Antes de fijar la fecha de partida renuncié a mi trabajo y a cualquier relación sentimental que condicionara mis días con fechas de retorno. De algo sí estaba seguro: no debía rendir cuentas a nadie. Partí con unos pesos en los bolsillos una mañana…
Read More...